Bañera para Bebé recién nacido

El aseo de tu bebé es algo que debe hacerse con mucho cuidado para evitar que el pequeño pueda sufrir irritaciones, además que es un proceso por el que debe pasar para estar limpio en todo momento y, por lo tanto, más sano. La elección de este tipo de productos se hace esencial, ya que, de no ser por estas bañeras, tanto al bebé como a los padres les costaría mucho más trabajo poder lavarlo, siendo más seguro que introducirlo en una bañera de adultos.

¿Qué tipo de bañera de bebé es la mejor?

Entre las características que debe tener la mejor bañera para recién nacidos es que debe ser anatómica, es decir, que el bebé se vaya a sentir a gusto, y sobre todo que su pequeño cuerpo sea capaz de adaptarse a ella de la manera más segura posible. Por otro lado, también tienes que contar con que tenga partes antideslizantes. Este aspecto es quizás uno de los que más importantes creando zonas muy suaves para el cuerpo del neonato y que además puede darle una sensación placentera.

Una de las mejores bañeras, sino la mejor bañera de bebé recién nacido, es la Beige Confort. En este modelo puedes encontrar si lo que buscas es sencillez, con mucha calidad, pero que a la par sea un producto económico y muy útil. Su diseño, aunque no es muy innovador, permite que esta sea una bañera para tu recién nacido en la que pueda colocarse según las etapas en las que se encuentre. Además, con el fin de que el agua siempre esté al punto que le gusta al bebé, este modelo incluye un termómetro de agua, con el que podrás ir comprobando si se enfría o si está muy caliente.

A los bebés les gustan especialmente las bañeras estrechas, ya que se sienten muy cómodos. Actualmente venden bañeras de muchos tipos a unos precios bastante asequibles. Lo más importante es que el bebé esté seguro en la bañera. Nunca hay que dejar al bebé solo en el agua. Hay unas bañeras que sujetan perfectamente al bebé, ya que tienen un tope justo en el fondo y material antideslizante para que no se resbale.

Por otro lado, otro de los excelentes modelos que puedes adquirir con confianza es la bañera para bebés de Shnuggle. La misma es adecuada para el bebé desde su nacimiento hasta los 12 meses. Su forma permite sentar al bebé en posición inclinada para que no se deslice bajo el agua. Tiene unas dimensiones de 60 x 39 x 35 cm.

El bebé se puede sentar sin peligro de que se deslice como ya se mencionó, pero evidentemente siempre tiene que haber un adulto supervisando el baño, así que incluso un niño menor de 3 meses se podrá mantener erguido en ella. El respaldo es de goma. Es perfecta para recién nacidos, ya que es más pequeña que otros modelos y el bebé queda más encajado. Es segura, ligera y muy resistente.

OTROS ARTÍCULOS QUE TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR:

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies